También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Beneficios del Diente de León y la Ortiga


Continuamos con la serie: como nutrir el cuerpo físico?

Hoy te traigo dos ejemplos de plantas silvestres comestibles. Quienes las consideren hierbas malas, saben poco sobre ellas.

Te invito a que las conozcas y te animes a integrarlas en tu dieta. Se estiman como Superfood regionales debido a sus nutrientes y fáciles de encontrar allí donde vives, gratis.

Estas plantas promueven tu salud, expulsan las sustancias nocivas del cuerpo, le otorgan a tu organismo la fuerza y energía necesarias, beneficiándote con sus propiedades.


Primero te hablare del diente de león o Taraxacum Officinale.


Es considerada como una hierba medicinal por culturas ancestrales. Desde la raíz hasta la flor, son todas las partes de la planta comestibles. Por su vitalidad es adaptable a cualquier terreno y crecen en zonas templadas por todo el mundo.


Sus hojas dentadas, alargadas y puntiagudas recuerdan a los dientes de un león, de allí su nombre. Las mismas crecen desde la raíz en forma de roseta. De su tallo redondo y hueco, que puede crecer hasta 30 cm de largo, brotan sus flores amarillas en la primavera para luego transformarse en semillas con pantallas de vuelo, que a los niños y no tan niños nos gusta soplarlas. Sus hojas verdes no son parecidas entre sí, ya que su crecimiento y tamaño está relacionado con el clima, el suelo y la luz del lugar al momento de crecer.

La leche blanca del tallo no es venenosa.

Su flor se cierra por la tarde o bajo la lluvia y se abre por la mañana. Al dar un paseo por un campo con diente de león se pueden comer recién arrancadas de la planta, como un sano Snack. Las flores son bastante dulces en cambio las substancias amargas en las raíces, hojas y tallo dan su amargo sabor característico.

Contiene mucho potasio, hierro, calcio, magnesio, fosforo, vitamina C, Vitamina A, vitamina B2, mucilago y fotoquímicos. Esta planta salvaje tiene un alto contenido de vitaminas comparándolo con una lechuga comprada en bolsa de un supermercado. Y más hierro que las espinacas cultivadas.

Las substancias amargas del diente de león dan la sensación de sentirte llen@ más rápido. Quema células grasas. Tiene propiedades desintoxicantes, cicatrizantes, diuréticas, hepáticas, antiinflamatoria, purifica la sangre y tiene propiedades Anti-Aging. Es positiva en tratamientos de cálculos biliares. Las sustancias amargas son buenas para el estómago, intestino, páncreas, hígado, bilis y riñones. Activa el metabolismo. Como aumenta la secreción de los jugos salivales y biliares, se digieren mejor los carbohidratos en la boca y las proteínas y las grasas en el intestino delgado. Ayuda cuando duele el estómago, se tiene hinchazón o meteorismo, falta de apetito o dolor de cabeza.

Se ingiere esta hierba desde la primavera hasta el otoño.

¿Cómo consumir el diente de león?


El diente de león es ideal para preparar los jugos verdes o los Green Smoothies, que al mezclarlo con frutas percibes menos su sabor amargo.

Puedes prepararlo en ensaladas y dará el toque amargo. Poner unas hojitas en el sándwich o prepararlo como prepararías las espinacas.

Se pueden hacer pestos para la pasta (triturando piñones o nueces + sal + un buen aceite de oliva).

Para el invierno se secan las hojas y flores al sol por unos días y se trituran conservándolos en un frasco de vidrio, para agregar una o dos cucharadas a las sopas, ensaladas, jugos etc. en épocas de invierno. Las flores amarillas le dan a la ensalada el toque diferente óptico y novedoso. Puedes también hacerte un té o infusión con las hojas y flores secas o frescas. O hacer sopas.

Con las flores puedes decorar las tortas primaverales.

Ahora te hablare de la ortiga o Urtica.


Sus hojas tienen forma de corazón y son aserruchadas en los bordes. El tallo y las hojas están cubiertos por unos pelos urticantes, que al menor contacto se desprenden. Si tocan la piel estos inyectan histamina y ácido fórmico provocando irritaciones y picazón pasajeras.

Crecen como arbustos aproximadamente unos 60 cm de alto. Se come las hojas, el tallo, su raíz y sus semillas.


Personalmente tengo afecto por estas plantas silvestres, porque reconozco la riqueza de nutrientes que contiene y el efecto positivo de las mismas en el cuerpo, es por eso que les brindo un lugar especial en mi jardín para que crezcan exuberantes. He convertido en una rutina matutina con un efecto meditativo el ir a recogerlas al fondo de mi jardín. Las utilizo desde que crecen en la primavera hasta el comenzado el invierno. En lugares más templados del mundo ellas persisten todo el ano verde.

Para recogerlas te recomiendo ponerte guantes y cortar con una tijera las hojas jóvenes. Yo cuento hasta cinco hojas hacia abajo y corto el tallo utilizándola para los licuados así como la corté. También suelo colocarlas con el tallo en un florero con agua, se mantienen frescas unos días y las tengo al alcance. O mismo hago un mazo de las mismas, las ato y las dejo secar boca abajo en un lugar fresco y resguardado de la lluvia por semanas y abastecerme así para el invierno.


La ortiga es muy rica en nutrientes, posee sustancias vitales como el potasio, calcio, silicio, Vitaminas A, C y E. También tiene un alto contenido de clorofila en sus hojas verdes. Un dato importantísimo para los veganos es que es una planta silvestre rica en proteínas vegetales y hierro de fácil absorción por nuestro organismo. Las semillas de la planta son muy valiosas, contienen también proteínas, vitamina E, ácido linoleico y mucilago.

La ortiga es un perfecto desintoxicante de la sangre y tiene un efecto beneficioso sobre la formación de la misma, por la clorofila, el hierro y la vitamina C. Como medicina popular se usa cuando la persona padece de anemia, reuma, gota, de inflamaciones en general, de problemas digestivos y problemas de próstata, estimula el crecimiento del cabello, es diurética, se utiliza para afecciones de la piel, se alivian y curan muchos sufrimientos al ingerir la ortiga regularmente. Como prevención a alguna alteración corporal o acompañando los procesos de curación, es la ortiga, como otras plantas silvestres muy recomendables.


¿Cómo consumir la ortiga?


En los licuados verdes claro esta! Al licuarla sus pelos urticarios se destruyen.

Una posibilidad para comerla cruda en ensaladas, es dejar sus hojas sobre la mesada en un repasador limpio y aplanarlas con un palote de amasar o una botella para hacer inofensivos los pelos urticarios.

Se hace jugo de las hojas con el tallo, pasándolos por un exprimidor y mezclándolos con alguna fruta, tomándolo en el momento.

Preparándolas en sopas, como pesto para la pasta, como buñuelos, así como prepararías la espinaca, ya que tienen el gusto parecido a ellas.

A mis hijos les gustan las ortigas mezcladas en los Omelett bien cortaditas. En tés o infusiones de las hojas secas o frescas.

Con ambas plantas silvestres no hay límites para tu creación culinaria. Como has visto hay diversas formas de prepararlas e ir integrándolas a tu dieta.

Para integrarlas en los licuados verdes que vimos la semana pasada, puedes comenzar solo poniendo unas hojitas de ambas plantas silvestres o solo una de ellas.


Deseo que te haya motivado este articulo y pierdas inhibición para consumirlas, ambas ofrecen más de lo que su reputación dice.


Quieres más información en el ámbito nutricional del diente de león y la ortiga? Conéctame.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS