• Damián Eloy Cofán

Comunicación No Violenta para Conectar con el prójimo (Parte II)


“Las palabras son ventanas, o son paredes”. Es una alegoría que ilustra el potencial para poner distancias, o por el contrario, para tender puentes y acercarnos a los demás mediante el uso del lenguaje, que compartí con ustedes en la entrega anterior. Donde te mencioné el primer paso que es necesario que des para entender a los demás y luego expresarte de manera no destructiva.


El primer paso para que logres cambiar algo es reconocerlo. Por lo que luego de detectar y reconocer la violencia en ti, que aplicas al comunicarte con los demás.


La Comunicación No Violenta (CNV), te orienta para que logres reestructurar tu forma de expresarte y escuchar a los demás. Entonces, en lugar de obedecer a reacciones habituales y automáticas producto de la ira, la soberbia, el desinterés por el otro, etc., tus palabras se convierten en respuestas conscientes con una base firme en lo que percibes, sientes y deseas.


Te sirve para expresarte con sinceridad y claridad, al mismo tiempo que le prestas atención respetuosa y empática a los demás. En cualquier interacción logras tener en consideración tus deseos más profundos como los de los demás.


Cuando te comunicas de manera no violenta entras en conexión con tu mundo interno para observar atentamente y detectar conductas y situaciones que te afectan. Al hacerlo, aprendes a identificar y expresar con claridad lo que intencionas alcanzar concretamente de una situación dada. El método es muy simple y el poder de transformación que te habilita a poner en juego en tus vínculos es muy interesante.


Básicamente, la CNV te invita a que reemplaces las respuestas automáticas de defensa, huida o ataque antes las expresiones, juicios o críticas de otras personas. Cuando no reaccionas, empiezas a percibirte a ti mismo/a y a los demás, así como a tus intenciones y relaciones vinculares con una nueva luz.


Y tus reacciones de resistencia, defensa y violencia las reducirás. Porque primero observarás, luego evaluarás y posteriormente actuarás sin dedicarte a diagnosticar y juzgar.


La práctica de la Comunicación No Violenta no exige que las personas con las que nos comunicamos conozcan las particularidades de este proceso, ni siquiera requiere que estén motivadas de antemano a mantener una relación empática con nosotros. Se trata en primera instancia en que inviertas el foco de tu atención. En lugar de ponerlo afuera, en la otra persona, que lo lleves a ti mismo, que conectes contigo, veas y percibas lo que te está ocurriendo respecto de la situación, conectes con lo que “necesitas” que ocurra en la misma y estableces un diálogo empático con el o los interlocutores.


Para comunicarte de manera no violenta, has de considerar cuatro instancias del proceso, que recorreremos en mi próximo Artículo.


Te envío un gran abrazo, ojalá hayas disfrutado de la lectura y te haya aportado.

Damián Cofán

Acompañante Terapéutico

Respiración Evolutiva


Sesiones On Line y Presenciales

San Telmo (C.A.B.A.)


Facebook: Damián E. Cofán

Contacto: +54911 6125 7867

damianrespiracionevolutiva@hotmail.com

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS

Sitio Web creado por NEGRO Marketing Creativo