• Damián Eloy Cofán

Comunicación No Violenta para Conectar con el prójimo (Parte IV)


El primer componente de la Comunicación No Violenta (CNV) implica que separes la observación de la evaluación. Es necesario que observes claramente aquello que percibes por medio de tus sentidos, lo que ves, oyes y tocas, que afecta a tu bienestar, sin mezclarlo con una evaluación.


Hacer observaciones constituye un elemento importante de la CNV mediante el cual intentamos comunicar a otra persona, de forma clara y sincera, cómo nos sentimos. Sin embargo, si mezclamos la evaluación con la observación, reduciremos la probabilidad de que la otra persona entienda lo que pretendemos transmitirle. En lugar de ello, recogerá la crítica y opondrá resistencia a lo que le estamos diciendo.


La CNV no nos dice que seamos totalmente objetivos ni tampoco que nos abstengamos de hacer evaluaciones. Lo que propone es que mantengas una separación entre tus observaciones y tus evaluaciones. La CNV constituye un lenguaje dinámico que rechaza las generalizaciones estáticas, porque es las generalizaciones donde se ocultan los juicios y prejuicios. Aquellas etiquetas que le pones a otras personas. Entonces la CNV nos propone que, en lugar de generalizar, las evaluaciones deben basarse en observaciones específicas del momento y del contexto. Siendo lo más claro y específico posible cuando expresas “como te das cuenta” de algo, o “lo que la persona está realizando” que por eso te invita a considerar la situación o su acción de tal o cual manera.


Para ilustrarte eso, muestro dos ejemplos de observación con evaluación:


“Carlos siempre posterga las cosas.”


“Mara es demasiado generosa.”


Y para que puedas ver claramente como seria expresar las mismas separando la evaluación o el juicio de la observación, aquí van los siguientes ejemplos:


“Carlos únicamente estudia para los exámenes la noche anterior.”


“Cuando veo a Mara dándole dinero a todo el que se lo solicita, pienso que es demasiado generosa.”


También es interesante que observes la manera en la que utilizas las palabras siempre, nunca, todo, poco, etc., ya que si las utilizas de la siguiente manera, por ejemplo, expresarás observaciones:


“Siempre que veo a Sonia hablar por teléfono, la conversación dura como mínimo media hora.”


“Nunca te vi darle de comer al perro”.


Por otro lado, esas palabras también se emplean como exageraciones donde se mezclan observaciones y evaluaciones:


“Siempre estas ocupado.”


“Nunca la encontrás cuando la necesitas.”


Cuando esas palabras se emplean como exageraciones, a menudo provocan una actitud defensiva en lugar de comprensión en el interlocutor.


Por lo tanto, el primer paso para comunicarte de manera no violenta es que seas específico en lo que dices, comunicando desde ti mismo/a aquello que observas.


Por esa vía y paso a paso, lograras detectar cada vez con mayor frecuencia las etiquetas que aplicas en tu comunicación, y por lo tanto también en tus pensamientos, que afectan de manera disarmónica los vínculos que mantienes.


Ojalá hayas disfrutado de la lectura, un abrazo.

Damián Cofán

Acompañante Terapéutico

Respiración Evolutiva


Sesiones On Line y Presenciales

San Telmo (C.A.B.A.)


Facebook: Damián E. Cofán

Contacto: +54911 6125 7867

damianrespiracionevolutiva@hotmail.com

MM.jpg

Master Mind del Despertar de Tu Consciencia

6 módulos de venta por separado

RDL_c.jpg

Video Taller de la Rueda Oracular Del Logos

El Oraculo GPS de tus Fuerzas Ocultas

ELDP.jpg

El Secreto de Prometeo

Despierta Tu Fuego Sagrado

contac.jpg

Mi Viaje Interior

Historias Reales de Magia Cotidiana

3.jpg
1.jpg
5.jpg
2.jpg
8.jpg
7.jpg

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS

Sitio Web creado por NEGRO Marketing Creativo