• Damián Eloy Cofán

Comunicación No Violenta para Conectar con el Prójimo (Parte V)


¡Hola Amig@s! Bienvenidos a este espacio.


Como habíamos recorrido en las entregas anteriores, el primer componente de la CNV es observar sin juzgar; el segundo es que expreses cómo te sentís ante alguna situación. Y eso requiere práctica, la práctica de que vayas madurando el arte de auto-observarte y Evaluarte.


La persona madura es capaz de diferenciar los sentimientos estableciendo muchos matices, ya sean intensos y apasionados, o delicados y sensibles, como si fueran los diferentes pasajes musicales de una melodía. Pero dada la educación social que recibimos, en muchos casos, la capacidad de los individuos para percibir y diferenciar sus sentimientos es tan limitada como él golpeteo de un tambor.


El repertorio de adjetivos que aplicamos a las personas suele ser más amplio que el vocabulario del que disponemos para describir con claridad nuestros estados de ánimo. Y como había mencionado anteriormente, el causante primordial de que eso sea así es la educación social que recibimos desde que nacemos. Se nos educa para orientarnos hacia los demás más que para estar en contacto con nosotros mismos. Tenemos metida en la cabeza la pregunta: ¿Qué quieren los demás que yo diga y haga?.


La clave está en preguntarte a ti mismo en cada situación: ¿que es lo que deseo hacer y como me siento al respecto? Y actuar en función del objetivo que hayas planeado.


Ampliar nuestro vocabulario con respecto a nuestros sentimientos tiene ventajas que no sólo se hacen evidentes en las relaciones íntimas, sino también en el campo profesional. Ya que cuando te abres y te muestras como eres, por correspondencia estás invitando a que suceda lo mismo del otro, con la otra persona. Esa correspondencia de actitudes es un proceso inconsciente del que puedes servirte para Conectar con el prójimo en toda situación.


Siempre y cuando tengas en claro que abrirte y expresar tu Vulnerabilidad, lejos de ser una debilidad, requiere gran fortaleza. Así como una gran valentía.


En cuyo caso, vulnerabilizarte y exponerte, nunca han de ir acompañados de una expectativa de tu parte. Porque en caso de que esa expectativa no se cumpla, y lo más probable es que no lo haga, entrarás en u circuito de culpa y victimización en el que no te conviene entrar.


Simplemente exponte con tu mente abierta para sorprenderte de lo que la otra parte involucrada ponga en juego. No te expongas para que el otro haga lo mismo que vos, eso es manipulación. Y no funciona.


Ojalá hayas disfrutado de la lectura, un abrazo.

Damián Cofán

Acompañante Terapéutico

Respiración Evolutiva


Sesiones On Line y Presenciales

San Telmo (C.A.B.A.)


Facebook: Damián E. Cofán

Contacto: +54911 6125 7867

damianrespiracionevolutiva@hotmail.com

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS