También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Cuando la sangre bombeada desde el corazón hace fuerza contra las paredes de los vasos sanguíneos

#4 de la serie: “Comer para Sanar.”


Escribo estos artículos de esta serie porque considero lo que comemos como parte inseparable de la medicina moderna en muchas de las enfermedades de la civilización actual. Cada una de las personas que reciba información nutricional, recibe la oportunidad para un cambio alternativo consciente, para mejorar sus síntomas corporales e incluso sanar la dolencia que padece.


La presión arterial alta (hipertensión arterial) en este caso, es la presión en las arterias que conducen la sangre desde el corazón a los órganos, aumentando cronológicamente al fluir la sangre por las arterias estrechas.


Esta patología es muy común en los países industrializados. Sufrir de hipertensión es tener una presión arterial permanente de al menos 140:90 mm/Hg considerada presión arterial leve. 180:110 se consideran alta severa. La presión arterial óptima debe ser 120:80 mm/Hg o inferior.


Hay motivos secundarios como enfermedades en los riñones o apneas (que hace descender los niveles de oxígeno en la sangre subiendo la presión), por ejemplo, para la presión alta.


Las posibles consecuencias de esta dolencia son: insuficiencia cardíaca, arritmia cardíaca, infarto o derrame cerebral entre otros.


Es vista también como una enfermedad psicosomática, que tienen una relación entre el cuerpo, factores emocionales y la mente.


También aquí los genes juegan un papel.


Temporalmente puede subir la presión debido a la ingesta de hormonas como la píldora anticonceptiva o durante el embarazo, lo que no es raro de ver que en las mujeres suela aparecer la hipertensión luego de la menopausia debido a desequilibrio hormonales. Cuestiones que desde la nutrición pueden ser eficazmente tratadas.


La hipertensión a menudo pasa desapercibida, porque no hay al inicio síntomas típicos. Por lo que la mayoría de las personas obtienen el diagnostico cuando ya se ha producido un síntoma, como: dolor de cabeza matutino que pasa al levantarse de la cama, mareos, náuseas, zumbidos en los oídos, hemorragias nasales, cansancio, agotamiento, insomnio, dolores en el pecho con dificultad para respirar y a veces trastornos visuales. Síntomas que no hay que pasar por alto al padecerlos y consultar al médico que dará el diagnóstico correcto.


¿Estás de acuerdo conmigo cuando expongo que la causa de la presión alta es el estilo de vida moderno, de malas costumbres alimenticias?


Ante el diagnóstico hipertensión alta, aparte de lo que el medico aconseje, hay que adoptar una nutrición adecuada si quiere poner de su parte la persona que lo padece, cambiando el estilo de vida habitual lo antes posible, logrando así un cambio definitivo, ya que las paredes de los vasos sanguíneos mediante la presión alta constante tienden a volverse rígidos, endurecen y se estrechan, lo que facilita la arteriosclerosis, esa predisposición de depósito de grasa y cal en lugares críticos, como en las arterias coronarias que en cuestión de tiempo hacen padecer un infarto.


Cuando una persona llega a mi consulta con hipertensión alta y desea mejorar, recomiendo un cambio de dieta como primer pilar de la terapia, porque si ha llegado a este diagnóstico es por alguna causa que llevó a un descontrol y en la mayoría de las veces me lo devela su protocolo alimenticio. La obesidad, falta de ejercicio, el alcohol, el tabaquismo, el consumo excesivo de sal, tienen efectos corporales negativos, así como el estrés profesional o personal de situaciones a resolver, son considerados causas de la hipertensión arterial. Si hay sobrepeso, lo primero que recomiendo es bajar de peso. Lo bueno es que, por cada 10 kg de peso perdido, la presión sanguínea disminuye aproximadamente 12:8 mm/Hg. Además, una persona con sobrepeso tiene grasa abdominal a considerar y tratar, porque no es una substancia inactiva entre las vísceras, esta grasa abdominal produce hormonas que afectan el metabolismo en general y aumenta los lípidos y azúcar en la sangre, trayendo como consecuencia otras dolencias, diabetes tipo 2, accidentes cerebrovasculares, etc.


¿Que incluye a una dieta saludable para la hipertensión arterial?


¡Vegetales por doquier!


Frutas, pescados, buenos aceites portadores de omega-3, alimentos naturales y alimentos bajos en sal y no procesados. Tomando la dieta mediterránea baja en calorías como estilo de vida y cocinarse en casa.


La mayoría de las personas que sufren de presión alta son sensibles a la sal, lo que es de suma importancia vigilar la ingesta de esta. Se subestima la cantidad de sal que hay hasta en el pan que compramos en las panaderías, en las salchichas, en los quesos, en las conservas, etc. Para tener una dieta baja en sal se debe prescindir en gran medida de productos prefabricados, comidas hechas y preparadas afuera.


Beber suficiente líquido y del correcto, como agua natural mineral o tes de hierbas sin endulzantes. Al condimentar con hierbas las comidas se descubrirán nuevos sabores, al principio se extrañará la sal, pero el sentido del gusto papilar se ira ajustando y luego de un tiempo las personas sienten los platos bajos en sal y condimentados con hierbas con un sabor algo picante.


Una dieta vegetariana tiene un efecto beneficioso sobre la presión arterial alta.


La carne contiene esas grasas saturadas que se consideran un factor de riesgo para el desarrollo de hipertensión arterial, ya que causan la acumulación de colesterol en las arterias y producen una suba de peso corporal.


Te cuento un secreto: tomando medio litro de jugo de remolacha al día reduce la presión arterial, porque los nitratos que contiene la misma dilatan los vasos sanguíneos y así estarías ingiriendo ácido fólico, Vitamina C, B1,B2,B3,B6, hierro, iodo, potasio, magnesio , flavonoides, que al beberlo como jugo recién exprimido se asimilan mejor en el intestino.


En lugar de dulces a la hora de sacar un antojo, recomiendo nueces, semillas, frutas secas que contienen su dulzura natural, sin añadidos de nada, o el chocolate negro de 75-90% de cacao.


Incluso si la presión alta apenas causa síntomas notorios, recuerda los peligros que alberga: dolencias cardiovasculares y que mediante una nueva costumbre alimenticia saludable la puedes corregir, teniendo una estructura al comer, haciendo ejercicio físico regularmente y reduciendo el estrés se sale adelante. Por más información contáctame.


Soy Alicia Baliulis, nutricionista holística y terapeuta SAAMA 1.0.


Con alimentos adecuados se logra mucho. Estoy convencida que comer diferente a lo acostumbrado tiene efectos en el cuerpo físico. Muy pocas personas son conscientes de esto y menos personas lo usan a su favor. El alimento es medicina, que se hayan cambiado las costumbres en los países industrializados no debería ser el aspecto de disculpas a ingerir medicamentos. Hay que volver a lo natural, a nutrir el cuerpo físico con los alimentos adecuados.


Apoyándome en la terapia SAAMA, trato el descontrol de ganas de comer en la persona que me consulta y ese llevarse cualquier alimento a la boca hasta llegar a arrepentirse de este actuar decepcionándose y manteniéndose en ese bucle.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS