Desintoxicación para una piel limpia

#5 de la serie: “Comer para Sanar.”


Casi todos hemos pasado por tener granitos, el llamado acné fisiológico. El acné es una patología de las glándulas sebáceas, que se desarrolla con nódulos duros en algunos casos, rojizos-blancos, pústulas o pápulas dolorosas. Están como estampados en la zona T de la cara, en el cuello o la espalda. Encontrándose allí donde hay muchas glándulas sebáceas.


Generalmente comienza el espanto a los 12, 13 años, desapareciendo al pasar la adolescencia. En algunas personas no se cura adecuadamente, siendo estas espinillas y las cicatrices resultantes, una carga psicológica importante para la persona.


Cuando una persona adulta sufre de acné, se debe frecuentemente a la intoxicación general del organismo, causada por una alimentación carente de nutrientes saludables, corroborándose luego de un cambio de hábitos alimenticios.


Una de las causas supuestas del acné son los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas como la testosterona, que el cuerpo femenino también las produce, especialmente en la pubertad. Estas hormonas estimulas fuertemente las glándulas sebáceas de la piel y al mismo tiempo hacen que las células en la glándula sebácea produzcan más cornea. El sebo tiende a salir hacia el exterior de la piel y causa como una película en la superficie de la piel que se la observa como un filme brillante. Pero como el conducto sebáceo está bloqueado por las células corneas se desarrollan entonces los puntos negros (los llamados comedones) como un proceso de oxidación de las células. A esto se suma que sobre nuestra piel hay hasta 10.000 bacterias por centímetro cuadrado, algunas de estas prefieren el sebo que producen las glándulas sebáceas y elijen de preferencia los conductos obstruidos, multiplicándose allí, llevando la glándula a la inflamación.


Cuando esta infección se extiende debajo de la piel se la conoce con el nombre de pústulas, pápulas y nódulos característicos.


No sólo las bacterias se consideran desencadenantes de la inflamación, sino la nutrición insuficiente, el estrés, el tabaquismo, el alcohol. En su totalidad son cuestiones que acidifican el cuerpo físico y como consecuencia facilitan las inflamaciones.


Es conveniente no apretarse las espinillas o granos, aunque pareciera que fuese la solución más rápida, ya que pueden desarrollarse infecciones graves, más si están las espinillas en la cara y si no se ha vaciado el contenido por completo de las mismas haciendo propagar la infección a zonas vecinas. Si tienes la posibilidad visita una cosmetóloga. Un remedio casero de gran ayuda puede ser una vez a la semana hacerse baños de vapor con manzanilla, esto abre los poros y tiene un efecto antiinflamatorio.


No hay una dieta especial para el acné, hay que llevar a cabo una desintoxicación consecuente del organismo y tener en cuenta lo que ingieres porque influye en el mismo.


Especialmente evita comer las grasas saturadas, los productos lácteos grasos y los hidratos de carbono de absorción rápida y calorías vacías, como por ejemplo, las golosinas y los productos hechos con harinas blancas, etc. son alimentos incompatibles a la hora de crear tu dieta para el acné, porque intensifican la inflamación en el cuerpo.


Cambia los dulces por las frutas naturales o frutas secas, y los chips o galletitas por las verduras frescas o algún Snack hecho en casa.


Opta por integrar, como base a tu dieta, vegetales verdes, germinados, la avena (Porridge para el desayuno), el salvado de trigo, ya que con sus fibras te ayudara a limpiar los intestinos, provocando su buen funcionamiento de desintoxicación y haciendo que llegue al torrente sanguíneo los nutrientes adecuados.


Así de reforzad@ podrás ingerir lo que te apetezca con moderación de vez en cuando, porque no es cuestión de abstenerse a no comer lo que te gusta en compañía social, recuerda que no es el veneno, es la cantidad lo que hace daño, porque un cuerpo físico en buenas condiciones es capaz de equilibrar sus valores por si sólo.


Ten en cuenta de integrar a tu dieta también los ácidos grasos esenciales omega-3. Estos se encuentran en los aceites de alta calidad como el de lino (una cucharadita de este es suficiente para la porción diaria), en la semilla chía o en las de lino y los pescados de mar como el salmón, atún. Este tipo de grasa mantiene las células sanas, invirtiendo los procesos inflamatorios ya activados en los órganos, por eso la importancia de ingerirlos diariamente.


Que las ensaladas sean tus aliadas, hazlas con palta/aguacate y una diversidad de vegetales para que sean coloridas, incluso hasta puedes agregarles frutas secas, semillas, germinados, y flores comestibles. Condiméntalas con un aceite de buena calidad y no dejes de lado el ajo y la cúrcuma acompañada con pimienta negra para que el cuerpo la absorbe y cumpla su prometido de planta digestiva, astringente y antiinflamatoria.


Bebe mucha agua mineral natural, hidrata bien a tu cuerpo, para que la sangre transporte mejor el oxígeno a todas las células principalmente a la dermis y para sacar el máximo potencial de las fibras que ingieres con las verduras.


Deja de lado las gaseosas, a las bebidas que contengan azucares añadidos.


Atrévete a prepararte cada mañana los jugos verdes con plantas silvestres (con ortiga o diente de león, que estimulan la eliminación de toxinas a través de los riñones), este es el mejor coctel “EVER” con beneficios para tu piel.


¡Haz ejercicio físico, muévete! Camina al aire libre respirando profundamente. Ten bajo control el estrés, ya que este estimula la producción de la hormona adrenalina que te prepara para estar alerta aumentando el azúcar en la sangre y se considera proinflamatorio.


Si las causas de acné son bacterias recuerda que en un cuerpo alcalino no viven las mismas, estas prefieren un ambiente ácido, además como he dicho, un cuerpo ácido trae como consecuencia inflamaciones a nivel físico.


Soy Alicia Baliulis, nutricionista holística y terapeuta SAAMA 1.0. En estos articulos expongo la importancia de nutrir el cuerpo físico visto desde una patología en particular, para mejorar esos síntomas de forma natural e incluso sanar.


A nivel energético encuentro con SAAMA las creencias limitantes que afectan inconscientemente a la persona y crean un significado emocional reflejándolo en su cuerpo físico. Si deseas acompañamiento en este tema contáctame.


¿Quieres que escriba consejos alimenticios para una dolencia determinada? Házmelo saber, con mucho gusto lo hago.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS