• Leonardo Martín Brito

Ejercicio para Armonizar Tu Corazón y Tu Cerebro

Considerando el tema que hemos venido recorriendo en los artículos más recientes que he escrito respecto de la relación entre el corazón y el cerebro, y tal como te mencioné en el artículo anterior, en este deseo Compartir contigo una técnica muy poderosa que te ayudará a armonizar tu corazón y tu cerebro.


Por los motivos que he expuesto en el artículo anterior, es muy conveniente para ti que puedas brindarle a tu cuerpo un descanso del estrés derivado del diario vivir.


Al vivir según tus patrones mentales automáticos, es muy probable que ni siquiera te des cuenta de cuál es el nivel de estrés que experimentas como consecuencia de las circunstancias cotidianas con las que te encuentras.


Pero al brindarte unos pocos minutos diarios para la práctica que aquí te Comparto, podrás armonizar de forma sencilla tu corazón y tu cerebro.


Esta técnica fue creada por una organización científica situada en el norte de California, llamada "Instituto de Matemáticas del Corazón" (Heartmath), cuyos investigadores se están encargando de estudiar en profundidad la armonía que existe entre el corazón y el cerebro, y la coherencia entre ambos órganos.


Si bien no se trata de un ejercicio de meditación, considerando lo que tal práctica tradicional implica, pero para darle una identidad podríamos llamarla cómo "meditación enfocada en el corazón".


Y esta práctica consiste en tres sencillos pasos:


1. Lo primero que tienes que hacer es encontrar un lugar tranquilo en el cual relajarte, y una vez allí tienes que cerrar tus ojos.


En el momento en que cierras tus ojos le estás enviando una señal muy poderosa a tu cuerpo, la cual le indica que estás pasando de tu conciencia del mundo exterior a la de tu mundo interior.


Así, con tus ojos cerrados, empieza a quitar tu atención de tu mente para enfocarla en tu corazón.


Es muy importante que lleves una de tus manos hacia tu corazón, apoyando sobre el mismo un dedo, dos, o toda la palma.


Hay una razón muy importante para que hagas eso, ya que los investigadores se han dado cuenta de la razón que tenían tantas culturas originarias al transmitirnos que toquemos el centro del propio corazón.


Al tocar tu corazón de la manera indicada, tu conciencia se dirigirá directamente al punto donde estés tocando.


La técnica descripta es una manera muy sencilla para que pases la conciencia desde tu mente a tu corazón, y es tan simple como tocarte el centro del pecho.


2. Ahora tienes que empezar a disminuir la velocidad de tu respiración, haciéndola un poco más lenta de lo que normalmente es.


Tienes que inhalar contando hasta cuatro, luego vas a retener el aire contando hasta cuatro nuevamente, exhalarás el aire, pero contando hasta seis, para luego contar nuevamente cuatro en el estado de vacuidad de tus pulmones.


Luego de que el ciclo descripto anteriormente concluya debes repetir el proceso nuevamente, manteniendo el mismo ritmo durante algunos minutos.


Después de unos pocos minutos de práctica comenzarás a experimentar algunos cambios, los cuales resultan muy poderosos, porque por un lado has pasado la conciencia desde tu mente a tu corazón, y por otro, al disminuir la velocidad de tu respiración estás enviando información al sistema nervioso de que te encuentras en un lugar seguro.


Y cuando tu sistema nervioso se siente seguro, opera como si se tratase de un interruptor que permite cambiar la química del estrés, basada en la lucha y la supervivencia, por los químicos encargados de la sanación y rejuvenecimiento de tu cuerpo, y eso se produce tan sólo por el simple hecho de disminuir la velocidad de tu respiración.


3. Este es un paso muy importante, en el cual tienes que utilizar toda tu capacidad para generarte potentes sentimientos de gratitud.


Los investigadores se dieron cuenta de que tales sentimientos resultan extremadamente poderosos, ya que envían respuestas bioquímicas a tu cuerpo, autorizándolo para que este sane.


Sentimientos como la gratitud, el amor, el perdón y la compasión, son muy importantes y poderosos para generar los cambios mencionados anteriormente; es por eso que las prácticas meditativas budistas basadas en el amor y la compasión resultan tan poderosas.

Si eres capaz de sentir gratitud, amor, cuidado por ti mismo, compasión, al mismo tiempo que enfocas tu atención en tu corazón, mientras respiras lentamente, eso provoca que el corazón comience a enviar señales al cerebro para que este libere en tu cuerpo una química diferente generada por tales sentimientos.


Los científicos han descubierto que tan sólo con tres minutos de esta práctica lograrás desencadenar en tu cuerpo una cascada de químicos que generará en el mismo efectos muy positivos para tu salud.


Esta sencilla práctica puedes realizarla cuando te levantas, antes de acostarte o en algún momento que te generes durante el día, la cual te permitirá tener un alivio considerable del estrés diario.


Regálate unos minutos diariamente para dedicarlos a realizar esta simple, pero poderosa práctica que te brindará grandes beneficios para tu salud, a la vez que te ayudará a disminuir considerablemente el estrés que te generas a través de cuestiones cotidianas.


Si te interesan las temáticas que desarrollo en mis artículos y deseas mantener conmigo Consultas de Psicoterapia Transpersonal Iniciática de forma on-line, desde cualquier lugar del mundo donde tú te encuentres, te invito a que me envíes un mail a la siguiente casilla de correo electrónico: psicotrans@hotmail.com

Leonardo Martín Brito

Lic. en Psicología


Psicología Transpersonal

Psicoterapia Iniciática

Coaching Ontológico

Autoconocimiento y Desarrollo de la Consciencia

Facebook: Leonardo Martín Brito

Sesiones on-line vía Skype

Contacto: psicotrans@hotmail.com

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS