También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado

El mito de Paganini: el violinista del diablo

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


Atrás de esta emblemática figura se encuentra el mito que hasta hoy en día sigue fascinando a muchas personas.


Nicolo Paganini fue un músico y compositor Italiano nacido en Génova el 27 de octubre de 1782.


Es considerado uno de los arquetipos del virtuosismo del violín y uno de los máximos representantes del movimiento instrumental del romanticismo.


Este músico y compositor además de su espléndido virtuosismo como violinista, logró crear un “mito” en torno a su figura que lo llevaría a ser reconocido como “el violinista del diablo”.


Con sus innovadoras técnicas para tocar, su sombrío aspecto físico casi cadavérico, sus pómulos salientes, sus ojos hundidos, su extrema delgadez y sus cabellos sobre los hombros, sumado todo a su invariable ropa negra, no cabían dudas que había algo en él relacionado con lo satánico.


Pero, ¿será verdad que hizo un pacto con el diablo para ser el mejor violinista de la historia, o simplemente creó un personaje con el cuál asegurarse la fama?


Desde mi punto de vista, Paganini fue una persona que supo aprovechar lo que tenía a su alrededor para crear el mito que hoy conocemos.


Por una parte, su estado físico se debía a una enfermedad que él padecía (síndrome de marfan). Esta enfermedad, impacta en el tejido colágeno que caracteriza a aquellos que la padecen por ser altos, delgados y tener dedos largos y finos, propicios para la digitación sobre el violín y otros instrumentos de cuerda, que Paganini también dominaba.


Se dice que sus manos estiradas medían cuarenta y cinco centímetros, cuando las de cualquier persona difícilmente sobrepasan los veinticinco. Esta extensión en sus dedos, le otorgaba la extraordinaria flexibilidad con la que cubría acordes y escalas con asombrosa digitación. Su técnica admiraba y, a su vez, desconcertaba a sus contemporáneos, que hasta creían que esas habilidades tenían que ver con algún pacto diabólico.


Por otra parte, Paganini al no ser una persona religiosa, era difamado por la iglesia quienes lo consideraban un “hereje” por hacer pactos con el diablo (de hecho cuando el músico falleció no permitieron que lo entierrasen en camposanto). Ese rumor se fue expandiendo y Paganini hizo uso de ello, montando espectáculos y creando composiciones en relación a ese mito.


Se podría decir, que de alguna manera Nicolo usó las herramientas que tenía a su favor para consolidarse como el violinista más famoso y virtuoso de la historia.


Me despido compartiéndote una de las obras más reconocidas de Paganini.



¡Ojalá te haya sumado este artículo y nos vemos la próxima semana!


Franco Cruz


Profesor de Guitarra

Profesor de Ukelele

Docente y Director en Escuela de Música Online Arte Allegro

Para informes e Inscripciones accede a: www.arteallegro.musica.ar


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado