También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado

FLORES QUE SANAN. CAPÍTULO 3: DULCE MANZANILLA!

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus increíbles beneficios para nuestro bienestar.


Con la flor maravillosa que vamos a recorrer hoy, concluye ésta tríada que denominé Flores que Sanan! Hoy voy a compartir lo que sé sobre la Manzanilla o Matricaria Chamomila!


Lo primero que deseo contarte es que la Manzanilla es una de las hierbas curativas más conocidas y usadas desde la antigüedad en la medicina natural. Y por eso es ampliamente conocido su uso medicinal, incluso por quienes no tiene mayor contacto con la fitoterapia.


Tiene origen en Europa Occidental, más precisamente en la región mediterránea, aunque se ha extendido a lo largo del planeta. Suele encontrarse fácilmente en prados y campos, y puede vivir incluso en tierra de pastoreo. Es una planta tan común que puede hallarse inclusive entre lo que suele considerarse como maleza.


La parte utilizada de esta planta son justamente sus flores, donde se encuentran los principios activos y que le otorgan las propiedades medicinales a esta gran aliada para el ser humano. La manzanilla pertenece a la misma familia que la caléndula y el girasol.


Las propiedades curativas de la planta se deben a que contiene aceites volátiles (incluyendo bisabolol, matricin y camazuleno entre otros), así como flavonoides (en particular un compuesto llamado apigenina) y otras sustancias terapéuticas.


Gracias a su composición química, la manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias, espasmolíticas, carminativas y ligeramente sedante. Los mucílagos también son parte importante de la manzanilla, y le aportan propiedades demulcentes, y junto con el camazuleno y bisabolol, tienen un efecto reepitelizante.


También es protectora y reparadora de la membrana gástrica, por lo que resulta muy adecuada en todas aquellas afecciones en las que está afectado algún órgano del aparato digestivo. Acciona sobre las digestiones difíciles y ayuda a expulsar los gases del aparato intestinal.


La manzanilla es vasodilatadora, es decir, que promueve la relajación de los músculos que controlan el tono muscular de los vasos sanguíneos. Esto es muy útil porque ayuda a desinflamar y relajar zonas hinchadas y doloridas.


La manzanilla también es utilizada como un sedante natural suave. Puede ayudar a calmar los nervios, conciliar el sueño y, en general, tranquilizar. Dicho efecto se debe a su contenido de apigenina. Estudios científicos han corroborado incluso sus beneficios en el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizado. Como relajante natural, las propiedades de la manzanilla también ayudan a calmar los síntomas menstruales y premenstruales, como los dolores de ovarios, los calambres uterinos y los dolores de estómago, los cuales afectan a muchas mujeres durante su período menstrual.


Además se conoce su efecto beneficioso sobre los niveles de azúcar en sangre, siendo útil para ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 por ser capaz de reducir la glucemia.


Combinada con plantas que potencien su efecto colagogo (como boldo, menta o jengibre), alivia trastornos de origen hepatobiliar, como jaquecas y la propensión a sufrir cálculos en la vesícula.

Tradicionalmente se ha usado también para eliminar parásitos intestinales.


En cosmética, la manzanilla se incluye en diversos productos, como cremas y lociones, por sus propiedades tónicas. Esto ayuda a limpiar, aliviar la piel, cerrar los poros y prepararla para la hidratación.


Quizás el uso de la manzanilla para los ojos y orzuelos sea otro de los más destacados popularmente. Y aunque la manzanilla se ha utilizado desde siempre para limpiar los ojos, desde tiempos recientes algunos oculistas no recomiendan el uso de la camomila para esta finalidad, ya que las partículas y pequeñas fibras que contiene la manzanilla se pueden introducir en los ojos y causar todavía más daño en la córnea.


Si indagan un poco más sobre esta hierba, se encontrarán con muchas más aplicaciones y usos populares de esta bella flor. De mi parte, te aporto los que considero son los usos más frecuentes y mayormente reconocidos, tanto desde lo científico como desde lo popular. Sólo me falta mencionar de que manera incorporar la manzanilla..!!


Desde mi punto de vista, la forma más sencilla y simple de aprovechar los beneficios y propiedades de la manzanilla es a través de infusionar las flores secas. Preparar infusión de manzanilla es relativamente sencillo. Hervimos el agua, en una proporción de una taza por cada cucharadita colmada de flores secas. Añadimos el agua a punto de hervor sobre las flores y dejamos tapada durante 5 o 10 minutos. Una vez reposada está lista para tomar. Yo ni siquiera agrego un endulzante, ya que tiene un ligero gusto dulzón realmente agradable.


Esto es todo por hoy, te invito a disfrutar de una rica infusión de flores que sanan! y nos encontramos el próximo viernes con más magia herbolaria!


Ojalá que hayas disfrutado de mi artículo y que la información que brindo te aporte en tu vida! Si querés saber más sobre ésta flor, o tenés sugerencias o comentarios, contáctame a jtasca2003@yahoo.com.ar


Y si te gusta lo que brindo a través de mis artículos, compartilos en tus redes! Muchas Gracias!!!


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado