También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado

HÍGADO E INTESTINO DELGADO, dos filtros que requieren rutinas naturales

HÍGADO E INTESTINO DELGADO, dos filtros que requieren rutinas naturales importantes de mantenimiento y limpieza!


Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus increíbles beneficios para nuestro bienestar.


Continuando con la temática filtros de nuestro cuerpo, hoy es el turno de abordar otros dos: HÍGADO E INTESTINO DELGADO. Ya hemos recorrido en las dos semanas anteriores, cómo limpiar nuestros pulmones y nuestros riñones de manera natural y con hábitos simples de incorporar. Te invito a recorrerlos en éste mismo blog.


En mi artículo de hoy integro hígado e intestino delgado ya que su trabajo es cooperativo y en cadena, y porque ambos forman parte importante del mismo sistema, el sistema digestivo.


El hígado es como el laboratorio de nuestro organismo, ya que depura la sangre y ayuda a eliminar sustancias químicas nocivas y bacterias, crea la bilis que descompone las grasas, almacena diferentes nutrientes esenciales (vitaminas, minerales y azúcares), metaboliza las grasas, proteínas e hidratos de carbono, es útil en la asimilación de vitaminas liposolubles y puede contener hasta un 10% de la sangre total del cuerpo. Cumple la función de detoxificar el cuerpo, ya que convierte las sustancias tóxicas en menos dañinas y, por ende, factibles de ser excretadas del organismo. Junto al hígado trabaja la vesícula biliar, cuya principal función es la de producir la bilis, que sirve a su vez para la digestión de las grasas. El hígado es un sistema perfecto, centro de la química corporal y regulador, entre otras funciones, de la cantidad de sangre en el organismo.


El intestino delgado se sitúa entre el estómago y el intestino grueso y está dividido en tres partes bien definidas: duodeno, yeyuno e ileón. La principal función del intestino delgado es la de la absorción de la mayoría de los nutrientes que llegan a nuestro organismo a través de la ingesta. Esto se produce después de que la comida haya sido digerida tanto en la boca como en el estómago. Además, gracias a los jugos hepáticos y pancreáticos que se segregan en el duodeno, la comida llega al intestino delgado en forma casi completamente líquida, lo que facilita la absorción de los nutrientes. La absorción de los nutrientes se realiza por contacto de dichos nutrientes con la pared intestinal. La superficie interna del intestino delgado está formada de irregularidades en forma de vellosidades intestinales que, además de permitir la absorción de los nutrientes, también permiten ampliar la superficie por la que se realiza dicha absorción, convirtiendo este órgano en uno de los más eficientes del cuerpo humano.


Algunas de las enfermedades más comunes relacionadas con el intestino delgado son: las enfermedades vasculares en arterias y venas que rodean este órgano, la Celiaquía, que se caracteriza por la intolerancia al gluten que provoca la atrofia de las vellosidades intestinales; la enfermedad de Crohn, que se manifiesta como una irritación e inflamación de las paredes intestinales; y los tumores.


Ahora bien, como empezamos la limpieza? El punto de partida sería no seguir ensuciando los filtros en exceso. Cómo? Tratando de reducir el consumo de bebidas azucaradas, alcohólicas, carnes rojas, frituras y harinas refinadas. A continuación, una forma bastante eficaz de desintoxicar el hígado es consumiendo al menos 1 litro de zumo de zanahoria fresca por día por al menos 3 días seguidos. Estas dosis altas de zumo de zanahoria pueden producir una coloración naranja en la piel. Popularmente se cree que esa coloración se debe a los carotenos de la zanahoria. Sin embargo esto es un mito. Asi como las remolachas no tiñen de rojo la piel, o las espinacas de verde, la zanahoria tampoco produce ese efecto. Lo que sí produce el consumo de zumo de zanahoria en dosis altas es la expulsión de la bilis tóxica del hígado hacia el torrente sanguíneo, y cuando los riñones no pueden filtrar y excretar esas cantidades de bilis, la misma es excretada a través de la piel, dando la conocida coloración anaranjada. Si el hígado está limpio, no se producirá la coloración naranja en la piel por más jugo de zanahoria que se consuma.


Entre las hierbas medicinales más específicas para la limpieza y detoxificación hepática se encuentran el Cardo Mariano, la Alcachofa (o Alcaucil) y el Diente de león. El Cardo Mariano además ha demostrado eficacia en el tratamiento y prevención de ciertos tipos de cáncer.


En general, el proceso natural de desintoxicación del organismo no requiere de ninguna técnica mágica ni de la toma de suplementos, medicamentos o de ningún alimento extraño. Simplemente hay que tener cuidado con las rutinas, comer mayores cantidades de alimentos poco o nada procesados, en lo posible incrementar las cantidades de verduras, frutas y cereales. Y por supuesto, beber mucha agua. De esta manera, mantendrás el cuerpo sano y los intestinos y el hígado limpios. Solamente si empezaras a sentir síntomas extraños, o dolores fuertes será importante acudir a un especialista en medicina natural y holística como podría ser el Ayurveda, que pueda evaluar el conjunto de síntomas y decidir así la mejor combinación de dieta y fitoterapia para limpiar tus filtros y reestablecer el equilibrio de tu organismo.


Ojalá que hayas disfrutado de mi artículo y que la información que brindo te aporte en tu vida! Si querés saber más sobre éste tema, o querés contarme tu experiencia, o tenés sugerencias o comentarios, contáctame a jtasca2003@yahoo.com.ar


Y si te gusta lo que brindo a través de mis artículos, compártelos en tus redes! Muchas Gracias!!!


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado