La densidad de los nutrientes

#7 de la serie: “tu versión saludable.”


¿Quieres alimentarte saludablemente, pero no sabes cómo?


Hoy día encuentras muchas informaciones sobre las ventajas y desventajas de los alimentos, tanto es así que hay diferentes opiniones o estudios que llegan a crear incertidumbre a la hora de consumirlos, por eso aconsejo a ver los alimentos desde su densidad, o sea la relación de micronutrientes y calorías.


Por ejemplo, un alimento con muchas calorías y relativamente pocos nutrientes, como un trozo de pan blanco, tiene una baja densidad de nutrientes. Por otro lado, un alimento con pocas calorías y muchos nutrientes como la lechuga, tiene una alta densidad de nutrientes.


En este punto ahora simplemente podemos decir:


Un alimento con alta densidad de nutrientes es saludable.


Un alimento con baja cantidad de nutrientes es desfavorable para nuestra salud.


¿Que son los nutrientes?


Son compuestos químicos que se encuentran en los alimentos que ingerimos. Están los macronutrientes que se encuentran en todos los alimentos, como las grasas, proteínas e hidratos de carbono. Son importantes porque nos proporcionan energía, materiales de construcción para nuestro cuerpo físico y regulan algunas reacciones químicas importantes en él.


Por otro lado, están los micronutrientes que no se encuentran en todos los alimentos y que nuestro cuerpo necesita ingerir en pequeñas cantidades diariamente. Aquí entran las vitaminas, los minerales y oligoelementos, así como las sustancias vegetales secundarias, que no son esenciales, pero tienen un efecto muy positivo en el organismo.


En términos de densidad de nutrientes no se consideran los macronutrientes, sino los micronutrientes. Estos permiten a nuestro cuerpo producir todas las sustancias que son necesarias para un desarrollo saludable. Si carecemos de uno o mas de estos nutrientes, puede llegar a haber una insuficiencia de suministro que a largo plazo trae consecuencias.


Los alimentos procesados tienen una baja densidad de nutrientes. Los jugos envasados en el paquete Tetra, por ejemplo, ni siquiera contienen una décima parte de los nutrientes que contiene una fruta fresca. Puedes entonces comprender que el jugo envasado contiene claramente calorías vacías. La fruta fresca, por otro lado, e incluso la seca, contienen una gran cantidad de nutrientes y sustancias vegetales secundarias que promueven la salud.


Es casi imposible conseguir una alta densidad de nutrientes en un solo alimento. La lista de macronutrientes es muy larga, hay más de 100.000 fitonutrientes diferentes y una planta llega solo a contener unos 100 de los mismos. De allí la importancia que tiene variar las comidas, como sus colores y sabores.


Soy nutricionista holística y terapeuta SAAMA 1.0. Animo a las personas que me consultan, tanto sea para recuperar su peso normal o para mejorar algún síntoma corporal, que varíen su dieta para que su plato a la hora de comer incluya una diversidad de alimentos ricos en nutrientes favorables e indispensables. Comer se come si o si, hazlo entonces teniendo en cuenta de ingerir alimentos vegetales naturales en una gran proporción diaria, ya que estos tienen una alta densidad de nutrientes y contribuye a reforzar el estado saludable del cuerpo físico. Eres responsable de ti y tu cuerpo físico es la herramienta que te permite vivir densamente tu esencia para aprender y disfrutar. Enfócate en descubrir con diversión nuevos sabores en los alimentos y su combinación al prepararlos. Contáctame por más preguntas al respecto.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS