• Leonardo Martín Brito

La Parábola de la Pluma: Un Cuento Sobre el Proceso de Transformación Personal


¡Hola estimado lector! ¡Feliz 2020 y feliz inicio de década! Con todo lo que implica el inicio de un nuevo ciclo tan importante como el que acaba de aperturarse.


En el artículo de esta semana deseo Compartir contigo un cuento persa que ilustra con simpleza lo que implica Recorrer un Camino de Transformación Personal.


Sin más palabras de por medio, paso a la narración del mismo.


Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, en el paraíso de las aves, un día el rey de las aves dejó caer en su reino una pluma espléndida.


La reina de las aves convocó a todos los pájaros para decirles que la pluma del rey se había perdido y que debían encontrarla, y que quien la encontrase podría lograr tener todo lo que desease para siempre.


Mirando desde el cielo con su vista de pájaro, las aves podrían hallar esa pluma, recorriendo los valles, ríos, mares y montañas que conformaban el reino, y cada ave sería capaz de ver desde un punto distinto todo el reino y seguramente alguna de ellas encontraría la mágica pluma.

El águila fue quien se puso al mando para comandar la expedición.


Al principio muchos pájaros sintieron miedo de volar tan lejos y tan alto, por lugares tan desconocidos.


Antes de iniciar el viaje el jilguero se excusó diciendo estar enamorado de las flores, los loros y los papagayos de la seguridad que les aportaban sus jaulas de oro, las perdices de sus bosques y las lechuzas de la luna.

Ante la resistencia de sus congéneres, el águila les habló sobre lo importante que era ir más allá de uno mismo, para alcanzar un objetivo que desafiase los propios límites, para transformarse así en mejores de lo que hasta ese momento habían sido.


Las palabras del águila convencieron a todas las aves, quienes decidieron emprender semejante aventura y volar alto, muy, muy alto. Y juntas volaron lejos, muy lejos, alrededor de la cordillera circular que se encontraba rodeando el reino de las aves.


Atravesaron los siete valles que se encontraban entre las cordilleras tan altas.


El viaje resultaba devastador…


Al penúltimo de los valles por el cual las aves volaron lo llamaban “aturdimiento”, y al último “destrucción”.


Pasaron años desde que las aves salieron en busca de la pluma, hasta que después de recorrer absolutamente todo el reino y no hallar el deseado tesoro, regresaron nuevamente al palacio real, el cual se encontraba justo en el centro del reino.


De las miles de aves que salieron del palacio tan sólo regresaron treinta. Las demás fueron quedando en el camino a consecuencia del agotamiento, devoradas por depredadores o pérdidas en los ríos, lagos, olas y las altas montañas.


Las treinta aves que regresaron al reino estaban agotadas, desnudas, sin alguna pluma que cubriera sus maltrechos cuerpos, y lo peor de todo, sin haber encontrado la fantástica pluma que se les había encomendado.


Las aves que llegaron se reunieron en el parlamento del reino, frente a la reina de las aves.

“¿Cuántas de ustedes han llegado a palacio?”, preguntó la reina.


“Treinta, majestad; sólo treinta…”, una de las aves le respondió con pesar.


En el interior del palacio real, la reina de las aves les enseñó la hermosa pluma, la cual siempre se había encontrado en aquél lugar; lugar en el que no hubo al menos una de las aves donde haya considerado buscar.


Luego la reina de las aves les dijo:


“Ustedes se han encontrado dando vueltas buscando por todo el reino, volando muy alto, pero sólo treinta han regresado al lugar donde siempre estuvo lo que deseaban encontrar”.


“Sólo aquellas de ustedes que estuvieron dispuestas a avanzar, aún con miedos y dudas, lograron regresar aquí sin plumas y desnudas”.


“Y ahora quienes se sostuvieron a lo largo de tan tremendo Viaje podrán disfrutar en el palacio del reino de las aves de la espléndida pluma que concede todos los deseos; por siempre, jamás”.


Este maravilloso cuento ilustra lo intenso que es Recorrer un Camino de Transformación Personal. No se trata de algo que sea fácil. Reinventarse y Trascenderse es algo que no todos consiguen.


Hay que ser verdaderamente valiente y tener la convicción suficiente de llegar a darlo todo, incluso hasta perderlo todo, para poder ganarlo todo, pero créeme cuando te digo que es posible lograrlo.

Recorrer un Camino de Transformación Personal exige mucho, pero a la vez promete encontrar la olla de oro al final del Arco Iris a quienes tienen el Valor de Realizar el Viaje.


Recuerda que todo lo que deseas encontrar está escondido en lo más profundo de tu interior; en las misteriosas tierras de tu mente. La clave está en que mires ahí, donde la gente muy pocas veces mira.


Mi consejo es que cuando lo hagas, que sea con Amor.


¡Deseo que tengas un excelente año 2020, colmado de experiencias que te inviten al Crecimiento!


Si te interesan las temáticas que desarrollo en mis artículos y deseas mantener conmigo Consultas de Psicoterapia Transpersonal Iniciática de forma on-line, desde cualquier lugar del mundo donde tú te encuentres, te invito a que me envíes un mail a la siguiente casilla de correo electrónico: psicotrans@hotmail.com


Leonardo Martín Brito

Lic. en Psicología


Psicología Transpersonal

Psicoterapia Iniciática

Coaching Ontológico

Autoconocimiento y Desarrollo de la Consciencia


Facebook: Leonardo Martín Brito

Sesiones on-line vía Skype

Contacto: psicotrans@hotmail.com

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS

Sitio Web creado por NEGRO Marketing Creativo