• Leonardo Martín Brito

Optimismo y Sistema Inmunitario

Actualizado: may 11

Estimado Lector, por medio de este artículo es mi intención que te quede claro que, tanto la Felicidad como el optimismo te mantendrán alejado del médico y de las enfermedades. Por lo tanto, por favor, continúa leyendo este artículo.


Existen estudios que indican que las personas que viven con una sonrisa en su boca y que logran ver el lado positivo de cada situación, sufren menos enfermedades y se curan más rápidamente de una infección en caso de padecerla.


Distintos estudios indican que personas optimistas tienen un menor riesgo de morir por cáncer, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, enfermedades respiratorias o infecciones, mientras que las investigaciones realizadas sobre personas pesimistas arrojan como resultado un fuerte factor de riesgo de muerte por cardiopatía coronaria.


Otros estudios también revelaron que las personas optimistas presentan niveles más bajos de cortisol; hormona que contribuye a elevar la presión sanguínea, y que también aumenta la grasa abdominal y debilita el sistema inmune, mientras que el pesimismo disminuye la secreción de endorfinas, hormona encargada del sentimiento de bienestar; cuya disminución induce a una menor actividad del sistema inmunológico, incrementando la vulnerabilidad ante enfermedades infecciosas.


Así como, cuando alguien se encuentra deprimido su sistema inmunitario se debilita, el cultivar una actitud optimista y positiva te brinda una "inyección de energía”, lo cual te ayuda a mejorar tus defensas e incluso a ser más feliz.


Cuando aprendes a desarrollar la capacidad de que las cosas que suceden no te afecten, estarás cerrando las puertas para que la enfermedad no ingrese en tu universo, además que disfrutarás de una vida más saludable.


Ser feliz no implica negar los propios problemas o desinteresarse por aquello que sucede, sino que se trata de una actitud ante la vida que puede traer más beneficios de los que puedes imaginarte.


Pero si ves el mundo de "color gris"; solo te enfocas en lo malo de las cosas y vives en un estado permanente de estrés, el cuerpo reacciona produciendo más cantidad de hormonas como la adrenalina y el cortisol, las cuales afectan directamente a tu sistema inmunitario.


Por eso, si eres pesimista y te quedas mirando lo negativo de todo, es muy probable que te enfermes o te encuentres expuesto a sufrir todo tipo de infecciones; la resistencia de tu cuerpo hacia los virus y las bacterias será menor, y muchos microorganismos podrán ingresar sin problemas en tu cuerpo y causar estragos.


Las personas que ya padecen una enfermedad crónica o grave pueden mejorar o empeorar según su estado de ánimo. Por ejemplo, si se encuentran deprimidas o angustiadas, la patología avanza, o se desarrolla con más fuerza que si se sienten esperanzadas u optimistas.


Por ese motivo, el optimismo es la mejor medicina, lo cual te ayudará tanto a prevenir, como también a curar cualquier enfermedad, porque sentirte feliz y animado repercute de manera positiva en tu salud física y mental.


En cambio, ser negativo no solo atrae a tu vida más problemas, sino que también enfermedades.

Recuerda; las emociones negativas debilitan tu sistema inmunitario y las positivas aportan la medicina natural necesaria para no permitir que las enfermedades traspasen las defensas de tu cuerpo.


Seis ventajas del optimista

1. Mayor resiliencia: Quienes no se dan por vencidos ven los desafíos como algo alcanzable y motivador. Incluso si esos desafíos incluyen problemas graves, sienten la confianza de que pueden llegar a superarlos.

2. Menor estrés: Quienes no se anticipan al futuro con angustia, ni ansiedad, afrontan las situaciones adversas de forma más sosegada y saludable.

3. Mayor eficacia: Al percibir las situaciones y contratiempos de la vida diaria con menos estrés, pueden actuar de forma mucho más eficaz en el trabajo, como también en la interacción con familiares y amigos.

4. Buenos hábitos: El poseer una perspectiva positiva del futuro hace que las personas optimistas se cuiden más, coman mejor, hagan más ejercicio y duerman mejor.

5. Mejores relaciones interpersonales: La gente optimista construye relaciones sociales más fuertes que las personas pesimistas, y su menor hostilidad social hace que tengan más apoyo de la gente de su entorno en caso de que surjan situaciones adversas.

6. Mejor biología: Las personas optimistas padecen menos inflamación, presentan un nivel más bajo de lípidos en la sangre, y una mayor cantidad de antioxidantes, tienen niveles más bajos de cortisol; hormona que contribuye a elevar la presión sanguínea, a aumentar la grasa abdominal y a debilitar el sistema inmune.


Si te interesan las temáticas que desarrollo en mis artículos y deseas mantener conmigo Consultas de Psicoterapia Transpersonal Iniciática de forma on-line, desde cualquier lugar del mundo donde tú te encuentres, te invito a que me envíes un mail a la siguiente casilla de correo electrónico: psicotrans@hotmail.com


Leonardo Martín Brito

Lic. en Psicología


Psicología Transpersonal

Psicoterapia Iniciática

Coaching Ontológico

Autoconocimiento y Desarrollo de la Consciencia


Facebook: Leonardo Martín Brito

Sesiones on-line vía Skype

Contacto: psicotrans@hotmail.com

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS