También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado

Richard Wagner: El anillo de nibelungo (La Valquiria)

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


Como vimos en el artículo más reciente, esta obra de El anillo de Nibelungo está compuesta por cuatro partes: El oro del Rin, La Valquiria, Sigfrido, El ocaso de los dioses. Hoy nos centraremos en la primera sección (La Valquiria).


Las Valquirias, en la mitología nórdica, son las hijas de Wotan, el dios de los dioses, que tienen como misión defender el Walhala o la morada de los dioses, a donde llevan el alma de los mejores héroes caídos en batalla para su descanso y para prepararse para la batalla del fin del mundo.


ACTO I

La tempestad

Durante una tempestad un guerrero busca refugio en una cabaña del bosque, construida alrededor de un poderoso fresno. Es la cabaña de Hunding, el marido de Sieglinde. Ésta encuentra al guerrero tumbado delante del fuego y le ofrece descanso y consuelo. Entre ambos rapidamente surge una potente y mútua atracción. Lo que Sieglinde no sabe es que se trata de Siegmund, que en realidad es su hermano.


Regreso de Hunding

Cuando Hunding regresa, recela del desconocido, pero le ofrece su hospitalidad. Siegmund dice que se llama Wehwalt (Weh significa dolor) y que es hijo de Wolfe, y cuenta su historia. Vivía en el bosque con sus padres y con su hermana gemela. Un día al regresar a su casa descubrió que unos maleantes la habían quemado, matado a la madre y raptado a la hermana.


Años más tarde también se vió separado de su padre, quedando solo en el mundo, desde entonces siempre ha sentido el rechazo de los demás, que lo han tratado como a un intruso. En ese momento se encuentra huyendo de un clan que había encontrado cuando trataban que una muchacha se casara con un hombre al que no amaba: Siegmind había matado a los hermanos de la chica,pero en la huida había perdido sus armas.


La venganza

Hunding, entonces, le revela que él es un familiar de ese clan y que si bien, las leyes de la hospitalidad serán respetadas esa noche, a la mañana siguiente Hunding luchará contra él, en venganza por la muerte de sus parientes.

Al quedarse solo, Siegmund implora la ayuda de su padre, que le había prometido que cuando tuviera una gran necesidad encontraría una espada. Regresa Sieglinde, que ha drogado a Hunding con un somnífero. Le cuenta a Siegmund que, cuando sus raptores la estaban obligando a casarse con Hunding, un desconocido llegó y hundió su espada en el tronco del fresno.


Siegmund lo conseguirá

Hasta ese momento nadie ha conseguido sacarla de ahí, pero está convencida que Siegmund lo conseguirá. Así sucede, consigue la espada a la que llamará Notung (Not significa necesidad), y los dos inspirados por la fuerza de la llegada de la primavera, dan rienda suelta a su amor. Sieglinde le revela que és su hermana, y los dos se funden en un apasionado abrazo.



ACTO II

Hacia las montañas

A la mañana siguiente, Siegmund y Sieglinde, huyendo de Hunding se han encaminado hacia las montañas. Wotan, que es el verdadeo padre de ambos, ordena a su hija, la valquiria Brünnhilde, que se prepare para la batalla que deberá liobrar para ayudar a Siegmund a matar a Hunding.

Se acerca Fricka, la mujer de Wotan y diosa del amor y el matrimonio. Le echa en cara a Wotan su error al proteger la relación incestuosa entre Siegmund y Sieglinde. Wotan se resiste a retirar su protección a Siegmund, pero ante la consistencia y rotundidad de los argumentos esgrimidos por su esposa, se ve obligado a abandonarlo a su suerte, así como prohibir a Brünnhilde que le ayude en su lucha contra Hunding.


La historia del anillo en La Valquiria

Cuando Fricka se va, Wotan se desespera. En el curso de un largo monólogo le explica a Brünnhilde la historia del Anillo y la maldición que está ligada a él. Brünnhilde, a pesar de lo que le manda su padre, no quiere abandonar a Siegmund, así que Wotan se ve obligado a amenazarla con furia, quedándose ésta sumida en la tristeza.

Aparecen Siegmund y Sieglinde. Ella está aterrorizada y queda sumida en un sueño.


El destino de Siegmund

Brünnhilde aparece y le vaticina a Siegmund su próxima muerte y su llegada al Walhalla. Siegmund no quiere seguirla a no ser que tambien vaya Sieglinde con él. Brünnhilde se asombra de que un hombre prefiera el amor de una mujer a las delicias del Walhalla. El extremo de la desesperación llega cuando Siegmund se entera de que Sieglinde lleva en sus entrañas al hijo de ambos, tan ofuscado está que está dispuesto a matar a Sieglinde mientras duerme. Brünnhilde se lo impide y le promete su ayuda a pesar de la prohibición expresa de Wotan.


La lucha

Siegmund y Hunding luchan, cuando interviene Wotan que con su lanza rompe la espada mágica. Hunding acaba matando a Siegmund y Brünnhilde recoge los trozos de la espada y se lleva a Sieglinde hasta un lugar seguro. Wotan, roto por el dolor, ante la muerte de Siegmund, hace un gesto despectivo a Hunding cuando le indica que se postre ante Fricka, ante este gesto Huinding cae muerto. Wotan irá en pos de Brünnhilde para castigarla por su desobediencia.



ACTO III

Las valquirias van a la cima de una montaña rocosa

Las valquirias van llegando a la cima de una montaña rocosa, montadas en sus caballos voladores y llevando a los héroes muertos al Walhalla. Brünnhilde llega con Sieglinde para solicitar su ayuda, pero las valquirias no quieren desafiar a Wotan.

Brünnhilde profetiza que SIeglinde dará a luz al «héroe más noble del mundo», Siegfried. Le da los fragmentos de la espada mágica y le dice que se esconda en el enorme bosque, cerca de la cueva donde el gigante Fafner guarda su tesoro, allí estará segura porque Wotan jamás entra en ese bosque, y podrá criar tranquila a su hijo.


Brünnhilde se enfrenta a su padre

A Brünnhilde le toca enfrentarse a su padre quien pronuncia su castigo con un gran furia: queda desterrada del Walhalla, desposeida de su divinidad, yacerá dormida sobre esa roca y pertenecerá al hombre que la encuentre y la despierte. Por otra parte, las otras valquirias se dispersan.

Brünhilde trata de explicar el por que de su desobediencia. En el fondo lo que pretendía era satisfacer los verdaderos deseos de Wotan, a los que Fricka le había obligado a renunciar.


Describe también cómo se llegó a conmover al ver el amor entre Siegmund y Sieglinde, ante lo cual no había podido negarles su ayuda.


La ira de Wotan

La ira de Wotan se aplaca y ante las súplicas de su hija, accede a que sea despertada sólo por un héroe. La besa en los ojos y queda sumida en un profundo sueño.

A continuación, Wotan convoca a Loge, el dios del fuego, para que rodee a Brünnhilde con un anillo de fuego mágico que sólo podrá ser atravesado por un héroe «más libre que el dios» y que no tenga temor a la lanza de Wotan.




Franco Cruz


Profesor de Guitarra

Profesor de Ukelele

Docente y Director en Escuela de Música Online Arte Allegro

Para informes e Inscripciones accede a: www.arteallegro.musica.ar


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
cristian zeballos contacto personalizado