También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Pablo Lema

Sócrates y el Arte de Concebir Luz

Saber que no sabemos es un gran conocimiento. Pensar que sabemos, cuando no sabemos, es una gran enfermedad. Sólo aquel que sabe que está enfermo puede curar su enfermedad. El sabio tiene salud. Él muestra a los demás sus enfermedades y así pueden ser curados

Lao Tse


Sócrates es sin duda conocido como el Padre de la Sabiduría, fue sin dudas uno de los más claros ejemplos de Maestro de vida y uno de los que ha encauzado su existencia no solamente en Acceder a la Verdad sino en enseñarnos como acceder. Se lo conoce por su famosa frase de “solo sé que no sé nada” haciendo referencia a que lo que no sabía no hacía de cuenta que lo sabía.


La mayor información que se tiene sobre él proceden del historiador Jenofonte, el comediógrafo Aristófanes y el filósofo Platón. El primero retrató a Sócrates como un sabio absorbido por la idea de identificar el conocimiento y la virtud, pero con una personalidad en la que no faltaban algunos rasgos vulgares. Aristófanes lo hizo objeto de sus sátiras en una comedia, Las Nubes, donde se le identifica con los demás sofistas y es caricaturizado como engañoso artista del discurso. Y según Platón, su discípulo, retrata una imagen idealizada del “maestro”.


Sócrates, nacido en el mes de Abril había nacido “casualmente” en un mes en el que los atenienses lustran la ciudad. ¿Acaso Sócrates no se encargó toda su vida de “limpiar y alumbrar” los laberintos Ocultos de la mente de los hombres? Se le criticó su aspecto físico ya que era gordo, de ojos saltones y le decían “feo” ¿Qué respondía? Que en eso él tenía un recordatorio de embellecerse. Se ha catalogado a la Sabiduría de Sócrates como negativa.


¿Pero es realmente cierto eso? ¿Específicamente en que era negativa? Sócrates no era negativo sino que destruía los castillos de “ilusiones” que la mente nos arma en pos de no Ver lo Evidente. Sócrates desnudaba, para que entonces uno se vistiera con ropaje y asì liberarte del ropaje impuesto.


¿Porqué es considerado un maestro de vida? ¿Enseñaba? No. Uno aprendía de él. Como bien el mismo decía: “No aprenden nunca nada de mí, pues son ustedes mismos y por si mismos los que descubren y engendran Sus pensamientos”.


¿Porqué estuvo toda su vida haciendo énfasis en que el Ser Humano encontrara la Verdad?.


Pues porque Sócrates conocía muy bien los mecanismos del psiquismo y por sobre todo conocía muy bien los Orígenes que habían hecho que ese psiquismo se configurara de tal forma.


Sócrates nos legó su Arte de Dar a Luz; la Mayéutica. Etimológicamente, el término Del griego maieutiké (arte de las comadronas, arte de ayudar a procrear) Ese método llevaba al ser humano por las cavernas de su psiquismo y le permitía acceder a alumbrar su verdad.


Sócrates al igual que Buda y los Upanishads, enseñaba que el peor mal del ser humano es la Ignorancia. Ignorancia de “ignorar”, de creerse que sabe, y el peor mal, el germen de toda enfermedad; jamás dudar Desde Donde dice, piensa, siente y actúa. Lao Tse, otro gran sabio apunta a lo mismo, a que el Ser Humano se interrogue. Y tales maestros son determinantes, la sabiduría no sintoniza con el humano que sabe, no desciende al humano que lee sino que la Sabiduría sintoniza con Quien Aplica lo que Sabe. ¿No es cierto que interrogando lo que uno sabe es que se liberarà de ese saber impuesto que entonces es ignorancia?


En la sociedad actual se vive la enfermedad de la información desinformada. Socrates dirìa que el peor mal del ser humano es Dar por Hecho aquello que Cree Saber y lo Peor, jamàs dudar de eso, jamàs interrogar ese Saber. Es por eso que Sócrates a través de la Mayéutica hacía que cada uno pariera su verdad.


Pero además del método Mayeutico en sí, ¿Qué enseñanza oculta nos legó Sócrates con eso?.


Primero veremos un ejemplo de la Mayéutica de Sócrates. En el relato Sócrates, como solía hacer, iba caminando y se encuentra con Hípias quien lo saluda.


Sócrates: hace mucho que no teníamos el placer de verte en la ciudad. ¿A dónde vas tan bien equipado.

Hípias: Al gimnasio a pronunciar un discurso sobre la genealogía de los Dioses. ¿Te gustaría escucharlo?

Sócrates: tengo cosas que hacer y lamentablemente no puedo acompañarte

Hípias: Es un discurso que todos me han dicho que es muy bello. Sería un placer tener también tu opinión.

Sócrates: ¿dijiste muy “bello”? ¿Sabes ciertamente lo que es la belleza?

Hípias: Claro

Sócrates: ¿y serías capaz de explicármelo?

Hípias: Nada es más fácil. Una bella virgen, he ahí Sócrates lo que es bello.

Sócrates: ¿entonces se podía decir que una mula es bella?

Hípias: Si en mi pueblo hay una mula que es bella

Sócrates: ¿y una bella cacerola se puede decir que es bella?

Hípias: No entiendo Sócrates que te sirvas de un objeto tan prosaico para hablar de cosas tan elevadas.

Sócrates: ¡Soy tan rústico! De todos modos tú debes aceptar que una bella cacerola aún es bella.

Hípias: Si quizá, pero una bella cacerola en comparación con una bella virgen, es fea.

Sócrates: Como la más bella de las vírgenes será fea en comparación con un Dios, ¿no es así?

Hípias: Exactamente.

Sócrates: Y sin embargo dijiste “una bella virgen he aquí lo que es bello” y ahora me dices que una virgen comparada con un Dios es fea. Pero no puede ser bella y fea al mismo tiempo.

Hípias: Te lo explicaré otro día (incómodo). Saludos Sócrates.

En este ejemplo ¿puedes ver lo que hacía Sócrates? Lo más evidente es que ponía a Hípias frente a sus contradicciones, lo que desde el psicoanálisis “atravesar el imaginario”. Y por supuesto ante eso, el “yo” la personalidad, se escapa, queriendo seguir en sus engaños de “creerse que sabe”. Sin darse cuenta uno que “Eso” Genera Realidad.


A través de la Mayéutica, la persona accede a liberar de automatismos discursivos que son los mismos que generan problemas en lo cotidiano. Como he mencionado en artículos anteriores, si la Realidad cada uno la crea con sus palabras ¿Entonces no es necesario reconocer “eso” que uno dice para que la realidad de uno no se infecte con esos “desvíos?.


Te invito a que te des cuenta todo lo que te aportará acceder a este método en profundidad y con eso, como Sócrates enseñaba, Crear tu Realidad Armónica.


Me animo a decir que Sócrates, como Iniciado que era, conocía muy bien el papel fundamental de las programaciones psíquicas heredadas, es por eso que no es casualidad que su Método de Alumbrar la Verdad está tomado de la labor que hacía su madre, quien era partera. Su madre daba a luz, y Sócrates también daba a Luz. Pero su “dar a luz” no fue programado sino que usó el programa de su madre para trascenderlo.


Hay mucho más para decir de Sócrates y muchos secretos por Develar, secretos que develarás gracias las herramientas que brinda el Hermetismo. Por ejemplo al igual que Enseñaba Sócrates: “Habla para que yo pueda conocerte”. Desde la Antigüedad la Sabidurìa Ancestral Iniciàtica enseña al ser humano a Conectar con la Divinidad en uno, a limpiar el Sendero que nos une a lo Divino; pero no te lo voy a negar, hay un precio que pagar: Escuchar las verdades que constantemente te vende el Ego.


¿Realmente quieres conocerte? ¿Estás listo en aprender el Arte de la Luz?


Habiendo llegado al cierre del artículo de hoy: ¿Te ha resonado lo que has leído hoy, te ha sorprendido? ¿Conocías esta información?


Si consideras que este artículo te aportó valor y quieres profundizar mucho mas a través de las Metodologías que brindo, puedes escribirme al +54 9 1163664885 o a: contacto@universophi.com


¡Excelente fin de semana y que Disfrutes y Aproveches tu Tiempo y Espacio!


¡Nos encontramos próximamente!


Pablo Lema

Terapeuta Transpersonal, especialista en Transgenealogía PHI: Nueva Descodificación Trascendental de tu Árbol Genealógico. Consultas y Asesorías.


Accede a mucho mas en: www.universophi.com

Canal Universo PHI: www.youtube.com/c/PabloLema

Reserva tu sesión por skype a: contacto@universophi.com


También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS