Soltar


¿Eres tu quien decide tu vida? ¿Vives lo que deseas vivir?


¿Cómo es tu signatura energética? Ya que constantemente estas irradiando y atrayendo a tu vida las circunstancias que te corresponden experimentar.


Son preguntas que contestarías seguramente desde tu entendimiento, tus creencias y teniendo como referencia lo que has experimentado hasta ahora.


En este camino hacia tu ser, en la búsqueda a ti mism@, es aconsejable reconocer que tienes un entendimiento, una personalidad, un cuerpo, pero el dueño de esa unión es el gruñón de tu ego, que no acepta cambios fácilmente.


Al ego no lo perderás, ni te despojaras de él, el “clou” de la vida, o sea la idea principal, es reconocer a tu ego y reconocerte quien eres tu verdaderamente.


Así comienzas un descubrimiento auto consciente: reconociendo que el clou eres tú!


(Clou es una palabra francesa que significa clavo. Es usada en diferentes sentidos, aquí viene a ser un evento importante, la atracción principal o la idea más destacada).


En este dicho me refiero al tú, como tu verdadero ser.


¡El evento más importante de tu vida eres tú!


Hoy escribo sobre el tema soltar, que lo considero un tema muy importante para comprender y que viene ligado a lo que he expuesto en el artículo sobre el camino hacia tu ser. Para llegar a vivir conscientes la totalidad de nuestro ser en cada experiencia que tengamos y no que sea el ego en nosotros que actué, llevándonos a un destino indeseado.


Reconocer esto ayuda a nutrir nuestro cuerpo energético.


Primero tienes que comenzar a darte cuenta que hay algo que quieres cambiar o soltar en tu vida, si estás pasando por situaciones no deseadas.


Con esa decisión se comienza el camino hacia tu transformación personal, cuando “nos cae la ficha” que algo queremos cambiar en nuestra vida, que queremos hacer algo diferente como hasta ahora.


Soltar es el primer y el último paso perteneciente a este camino hacia tu ser. Al nacer por ejemplo, tenemos que dejar la seguridad de la pensión completa del vientre de nuestra madre, allí podemos quedarnos aproximadamente unas 40 semanas hasta que nos desarrollamos. La vida nos anima a pasar el portal del nacimiento soltando ese estado una vez listos. Igualmente al morir, el espíritu suelta el cuerpo que le ha servido en este transitar por el camino hacia su ser.


Éramos, somos y seremos seres inmortales. Tu entendimiento al leer esto protestará: ¡es una locura decir algo así! La gente muere ¿qué tan inmortal somos?


Cuando tu espíritu sale del cuerpo muere el cuerpo. Tu esencia, tu ser no muere. Tu cuerpo, así como lo percibes, no tiene vida propia, si tú te separas de él, muere el cuerpo. Tú le das la energía necesaria para vivir. Tú eres vida, tu ser es vida.


Nuestra vida va acompañada del soltar. Cada día, cada instante soltamos algo, como con la respiración por ejemplo: exhalamos para volver a inhalar. Soltar no es ni fácil ni difícil. Es hacerse consciente que esto que tienes frente a ti ya no te es útil, para continuar tú camino tienes que soltarlo.


Las personas sienten como una perdida el soltar algo, les deja un vacío inaceptable y por miedo a esa pérdida prefieren soportar una situación sin cambios conscientes. Hasta que la vida los empuje a hacerlos, tomándolo por sorpresa, sintiéndose inconscientemente víctimas de las situaciones.


Suelta las experiencias negativas, los recuerdos dolorosos, las personas que ya no suman en tu vida, etc. La vida espera de ti que la vivas en el presente, apropiándote de lo que es ideal para ti, aceptando lo nuevo, sintiéndolo, para ir dejando de pensar los recuerdos dolorosos del pasado, dejando de ser víctimas, ya que ponerse en ese rol significa que no has comprendido la esencia de tu ser. El victimismo pertenece al ego, reconocer esto es comprender que son roles que te mostraron las experiencias de tu ser para darles respuesta, en este juego de vida. Tú eres el creador, tú das instrucciones a la vida.


La vida solo espera tu mandato.


Si por ejemplo trabajas en un lugar donde no te sientes a gusto, preguntarte: ¿Dedico a este trabajo mi vocación? ¿No? Entonces ¿Cuál es tu vocación? Al darte cuenta de lo que te gustaría trabajar, le das a la vida la orden para que sea posible el cambio, creando tu realidad desde tu ser. ¿Lo comprendes?


Para seguir un camino de transformación personal necesitas una meta, una dirección. Al reconocer que es lo que deseas, la vida te abrirá caminos para realizar tu meta.


No confundas con hacer un compromiso al tener un cambio de trabajo para ganar más dinero, por ejemplo, ya que terminarías no recibiendo lo que quieres, sino dándole a tu yo argumentos para que se sienta seguro y a la larga no te sentirás a gusto.


Propongo que te hagas la pregunta cuando sientas que tienes que soltar algo determinado en tu vida: ¿Que sería lo ideal para mí? ¿Qué quiero realmente?


Al sentirlo, dirigirte a ello, así estarás nutriendo tu nivel energético, cuestión que sentirás como cambios maravillosos en tu vida, al ir fluyendo la energía en los cuerpos que te componen como ser holístico que eres.


¿Te encuentras ahora en una situación para soltar algo o alguien en tu vida? ¿Es adecuado soltar ahora mismo? ¿Qué es lo mejor para ti? ¿Te sentirías alegre al reemplazas algo o a alguien en la situación? Esto lo puedes corroborar al visualizar las situaciones deseada y no deseada, con todos los detalles. ¿Cuál es la situación adecuada para ti? Lo que decidas será tu dirección a hacer, por haberlo sentido.


Las preguntas son para que te cuestiones tu situación, para que sientas conscientemente donde te atrapa la misma, y para que te des cuenta que tú puedes darle respuesta al sentimiento de victimismo que surge en ti.


Recuerda que el miedo a soltar es del ego, el estaría perdiendo lo conocido, por ejemplo los hábitos que lo marcan en ese cambio, pero todo eso no pertenece a ti, no pertenece a tu verdadero ser. En lo que te estarías identificando es en la creación de tu ego.


Es importante hacerse consciente de lo que creemos, ir a la situación que te acontece por esa creencia, sentirla y hacerte la pregunta: ¿Vivo yo mi vida o vivo la de mi ego? ¿Qué es lo ideal para mí ser?


Es aprender a ser auto consciente para soltar y lo harás analizándote y soportando el “berrinche” que el ego desprecia.


No estamos perdiendo nada al soltar, hemos olvidado que somos seres inmortales completos.


Soltar es reemplazar la cuestión por algo más favorable para ti, siempre actuando con coherencia desde tu ser.


Al soltar estamos dándole lugar a lo nuevo, prosiguiendo en este camino con las experiencias necesarias para descubrirnos y transformarnos, para descubrir quiénes somos en lo que hacemos.


Al soltar lo que sueltes ya no te pertenece a ti, a ti te pertenece lo nuevo que hayas decidido que reemplace ese lugar, la vida te compensa con lo que es ideal para ti.


Suelta lo que ya no te pertenece, descúbrete nuevamente.


Recuerda que: ¡el clou eres tú!


Si deseas encontrar los bloqueos que te frenan a proseguir tu camino y conocerte, la terapia Saama que ofrezco es ideal para ello, no dudes en contactarme.


Mi nombre es Alicia Baliulis, soy nutricionista holística, terapeuta SAAMA 1.0 y practico Reiki.


Aconsejo a los consultantes realizando planes nutricionales y tratamientos para corregir el desequilibrio físico, energético y emocional.


La terapia SAAMA me permite trabajar desde un enfoque más espiritual, encontrando y borrando los bloqueos físicos, emocionales, mentales y espirituales, para que la persona conecte y armonice sus cuerpos, teniendo un viento a favor para seguir su camino de transformación personal.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS