También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

SOLUCIONA TUS PROBLEMAS MEDIANTE EL ANÁLISIS ASTROLÓGICO INICIÁTICO

¡Saludos Amigo lector! Esta semana Deseo exponer ante ti un tema que normalmente suele ser mal comprendido. Tenemos un problema, y vamos directamente a la solución. En principio, parece muy natural. Sin embargo, sin una comprensión profunda de porqué la situación es para nosotros un problema, cualquier solución que queramos implementar no va a resultar, va a convertirse en meramente hacer por hacer. Entonces, pensaremos que nos hemos esforzado mucho y que simplemente no había forma de resolver. ¿Deseas que te Comparta cómo resolver un problema desde la lógica del análisis astrológico Iniciático? ¿Si? ¡Acompáñame!


De entrada, lo primero que tenemos que tomar en cuenta es que cuando una situación se nos presenta como un problema, es a nosotros que nos hace problema, no a todos. No se trata por ejemplo de decir que alguien enfermó porque haya una pandemia, o que ese alguien está ante una crisis económica porque es así en todo el mundo, o que se divorcia porque la suegra se mete en las cosas de la pareja y a todos les ocurre tener una suegra entrometida, o que no se lleva bien con su hijo porque todos los hijos adolescentes son rebeldes. Culpar al afuera complica más nuestro problema. Repito: culpar afuera complica más nuestro problema.


Tenemos la tendencia como humanos a querer des-implicarnos de nuestros problemas porque es más fácil (pero menos responsable) decir que la culpa es del otro. Sin embargo, culpar al otro lo que hace en nosotros es cederle nuestro poder al otro. Según esa lógica, nuestra realidad dependería de otro. En Iniciación entendemos que el ser humano es el Creador de Su Propia Realidad. Nada externo a nosotros puede hacernos daño, porque no hay nada externo a nosotros. Todo lo que observamos en el mundo exterior, no son más que proyecciones de aspectos de nosotros mismos que rechazamos, juzgamos, que no nos gustan, así proyectamos en los demás esos aspectos. Esto tiene su origen en el mito religioso, en la tóxica lógica del pecado. Siempre existe en nosotros como humanos (por mucha conciencia que demostremos) una cajita en nuestra psique, más grande o más pequeña, con esa lógica: alguien tiene que ser el culpable cuando tenemos un problema.

Entonces, el primer paso es dejar de lado nuestro sentido de la importancia personal, y desde la humildad, reconocer que somos responsables del problema. Este es el primer paso que un asesor astrológico Iniciático ha de lograr en la consulta con el cliente y no siempre es fácil.


En Iniciación, existe una lógica para resolver un problema, que se llama los tres tiempos lógicos.


Esos tres tiempos son: el instante para ver, el tiempo para comprender y el momento para concluir.


En el instante para ver, lo que hacemos es nombrar el problema y describirlo. De esta manera, una vez el cliente nombra el problema, el asesor astrológico Iniciático lo relaciona con la carta natal.

Luego, el tiempo para comprender es la mayor parte en tiempo de la consulta, donde una vez el asesor ha identificado la situación astrológica, busca explicarle a su cliente la raíz arquetípica del problema, que arquetipos no está integrando adecuadamente como para que luego eso se manifiesta en lo real.


Voy a explicártelo con un ejemplo, usaré el lenguaje astrológico y el lenguaje coloquial.


Supongamos una persona que menciona tener dificultades para estabilizar las relaciones en pareja que crea, dado que al principio todo va bien, más luego de un tiempo terminan.

Identifico el problema en la carta natal en la posición de Saturno en el signo de Virgo rigiendo la casa II en cuadratura a Marte en Géminis rigiendo la casa V. Ahora lo explico en lenguaje coloquial.


Los valores personales (casa II) de esta persona son la seriedad, la exigencia, el orden y la pulcritud entre otros (Saturno en Virgo). Ahora, su manera de iniciar (Marte) sus relaciones amorosas (casa V) es más superficial, a través de su curiosidad, de su sociabilidad y siempre está ávido de conversación (Géminis).


Esta situación a la persona le crea un problema, ya que al inicio es superficial y poco exigente (Géminis), y no usa sus estándares o valores personales (casa II) para que desde un inicio (Marte) su búsqueda sea selectiva (Virgo). Dicho de otra manera, toma la primera persona que se le cruza en camino y que le origina curiosidad y se compromete rápidamente con ella o él (Marte en Géminis).


Pero con el paso del tiempo se pone exigente (Saturno en Virgo) y demanda compromiso muy rápidamente (Marte en aspecto a Saturno). Esta configuración favorece las peleas a nivel verbal (Marte en Géminis) bajo la premisa que su pareja le dice cosas que le faltan el respeto (Saturno), cuando la otra persona simplemente está bromeando o jugando por divertirse con las palabras (Géminis y casa V). Igualmente, puede darle problemas el querer actuar controladoramente (Saturno) o rechazar a la otra persona (Marte cuadratura Saturno) en sus hábitos de higiene personal (Virgo). O querer encontrar a la persona perfecta (¡Virgo!), cuestión que es una trampa porque todos tenemos una falla en nuestro psiquismo y buscar la perfección es una manera de garantizarse que va a estar solo o sola infinitamente (Saturno).

Dicho de otra forma, hay un conflicto entre su manera de elegir sus parejas y sus valores personales, que luego se le manifiesta en lo real como problemas para estabilizar una relación en pareja. Naturalmente a través del conflicto verbal es difícil lograrlo.


Una vez explicado algunos de los elementos de este tiempo para comprender, el tiempo para concluir expresa la solución a la problemática: en Iniciación siempre se Integra.


Lo que da respuesta a su conflicto es integrar estos arquetipos. Es decir, iniciar por curiosidad conversaciones con personas que le parezcan interesantes (Marte en Géminis), más no permitirle al desbocado Marte que se apresure en el compromiso (Saturno en Virgo), sino permitirse más tiempo (Saturno) para conocer un poco más de los valores de la otra persona y transmitir los propios (casa II) a través de la conversación (Géminis) y de cómo la persona actúa (Marte). Y permitirse un tiempo para conocer a la persona desde sus valores (Saturno en casa II), luego de ese tiempo, tomar una decisión. Claro, con esta configuración, la persona tenderá a querer encontrar a la persona perfecta, este es el otro punto (Virgo). Así, aprender a tolerar los errores en la otra persona sin juzgarla (Saturno) o atacarla verbalmente por ello (Marte en Géminis) es parte de una disciplina (Saturno) que le conviene aprender (Géminis).


Estas son, bastante resumidas, la dinámica de la consulta astrológica Iniciática. Observa que en ningún momento el foco estuvo en el otro. El otro tiene que poder ser como es. Lo que hay que resolver está en la persona, no afuera, único lugar donde tenemos el poder para cambiar.


Podemos elegir culpar al otro, pero eso solamente va a sostener el tiempo el problema sin que tengamos una solución. No se trata que el otro no sea o deje de ser de una manera o de otra, se trata de qué respuesta doy ante eso y por qué me consigo con esa persona como pareja.


Si nuestro cliente sigue estos lineamientos, no tendrá que volver a vivir el mismo problema, porque una vez integrados estos arquetipos en sí mismo, ya la aparición del problema en lo real carece de sentido para el Universo.


¿Te ha parecido interesante este análisis? ¡Te invito a ver y escuchar mi más reciente producción en La Caja de Pandora acerca de este tema! ¿Quieres aprender Astrología Iniciática? ¿Tienes un problema? ¡mis datos de contacto están al pie de este artículo!

¡Nos encontramos la próxima semana!

Juan Carlos Pons López

Lic. Ms. en Matemáticas-Astrólogo-Tarotista-Numerólogo


http://academiajupiterhermetica.blogspot.com/

www.facebook.com/juancarlos.pons.31

academiajupiter2015@gmail.com


También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS